A
S
Ó
N

A
G
Ü
E
R
A

Naturaleza



Querido viajero:
Permite que te muestre mi Comarca, situada en la Zona Oriental de Cantabria. A pesar de ser la gran desconocida de nuestra región, es sin duda una de las más hermosas. Conserva virgen su naturaleza y costumbres de marcado carácter rural, además de presentar una amplia variedad pisajística, a lo largo del discurrir de sus ríos, que se abren paso entre boques de roble, haya y encina, hasta sus desembocaduras en rías y marísmas. La importancia de nuestra naturaleza queda reflejada en La Reserva Natural de las Marismas de Santoña, de la que formamos parte, y el Parque Natural de los Collados del Asón, recientemente creado para garantizar la conservación de nuestros más bellos parajes.



Pescando en el rio Asón.




Río Asón.



Puente de Cadalso, Rasines.




Cueva de Ramales.





Porracolina desde la Piluca
Comenzaremos si te parece en los Collados del Asón, entre las abruptas montañas del Valle de Soba, donde fluyen los ríos Asón y su afluente, el Gándara. El Asón nace a partir de una surgencia cárstica, que origina una espectacular cascada de más de 50 metros, donde el agua estrepitosa y el maravilloso paisaje que nos ofrece la cabecera del valle, impregnarán tus sentidos. Contrasta con el nacimiento del Gándara en unas suaves praderas. Ambos ríos discurren por valles diferentes, los de Soba y Ruesga, para unirse en Ramales de la Victoria, formando así el Alto Asón, cuyos macizos calizos (con cotas de hasta 1.600 m.) albergan gran cantidad de cavidades que hacen del lugar un paraíso para expertos espeleólogos de toda Europa. Destacan las de Cueto-Coventosa (Arredondo), Red del Río del Silencio (Rasines), Garmaciega (Soba), o la Torca del Carlista (Ramales).
Continuamos río abajo donde el Asón toma el renombre de truchero y salmonero. A lo largo de Rasines y Ampuero, el valle se hace ancho y sus aguas se remansan entre prados ofreciendo riberas con magníficos escenarios para el baño. Abundan los chopos y las aliasas. Hay castaños, nogales, árboles frutales y arbustos como el saico y el laurel. En algunos rincones del río puedes encontrar patos y garzas, pero sólo tendrás que llegar a su curso bajo, camino de la desembocadura de las marismas de Santoña, para encontrarte con la riqueza faunística que ofrece esta Reserva Natural. En esta zona de marisma el Asón, próximo a ceder sus aguas al Mar Cantábrico, forma la Ría de Limpias, que se une a la Ria de Rada por su márgen occidental, trayendo las aguas de los ríos Clarín y Clarón del Valle de Aras (Voto).

Giremos ahora al este, querido viajero, camino del Valle de Liendo, donde la Comarca Asón-Agüera se asoma al mar a través de sus playas de San Jualián y Sonabia, con sus bellos acantilados, macizos montañosos de altitud moderada, destacando el monte Candina, que alberga admás de unos curiosos encinares costeros, una colonia de buitres leonados que anidan sobre el candil.
Remontaremos ahora el río Agüera, desde su desembocadura, curso arriba, abandonando la costa. El río atraviesa el Valle de Liendo por su parte más oriental. Su vegetación es de pastos y huertos de frutales debido a que la actividad predominante es la agropecuaria. Llegamos, así, al valle de Guriezo con numerosos rincones pintorescos y grandes espacios de dedicación agraria. En este remontar el río, atravesamos brevemente tierras vascas, para llegar a Villaverde de Trucios, famoso enclave cántabro rodeado de territorio vizcaíno. Aquí, el Agüera tiene sus fuentes en los montes situados al Sur de este término municipal.



¿ Q u e

  • Pueblos tradicionales.
  • Sistema de cuevas de Cueto Coventosa-Cubera de 32.529 m. de longitud y 815 de desnivel.
  • Pico de Porracolina de 1.414 m.
  • Valle del río Bustablado.
  • Encinares entre Arredondo y Bustablado
  • Hayedos en el puerto de Alisas y el cerro de Len de Hormigas.
  • Arboles singulares: Encina centenaria junto a la iglesia de Bustablado.
  • Corzos, jabalíes, zorros, buitres, rapaces, etc.
  • Zonas de pesca de trucha y salmón.


V e r ?

Regreso a página principal